Deportes Destacadas Sucesos

Caso Luis Rojas conmovió al fútbol venezolano, de ir a cobrar una deuda a ser detenido injustamente

Un rato amargo tuvo que vivir el arquero anzoatiguense Luis Rojas, quién pertenecía a Libertador FC de la segunda división, fue a cobrar una deuda que tenía el equipo con el y sorpresivamente fue detenido presuntamente por una denuncia extorsión que hizo un directivo del club radicado en Maturín, estado Monagas.

El hecho ocurrió el pasado jueves 11 de marzo cuando Rojas fue citado a la sede de una empresa de seguros propiedad del directivo de Libertador ubicado en Carúpano, donde iba a cobrar una parte de una deuda de 11 meses que acarreaba el club.

Cuando Rojas salió de la agencia de seguros, fue interceptado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), quienes habían recibido una denuncia por parte del dueño del club, presuntamente por extorsión.

El guardameta no tuvo oportunidad de comunicarse con sus abogados ni su familia y debió parmenecer toda la noche en la sede de la policía científica.

La noticia corrió como pólvora en el ámbito del balompié nacional, mostrando preocupacion y alarmismo en el caso del arquero.

Ya durante el transcurso del viernes, Rojas fue liberado, y colocó un mensaje en su cuenta de Twitter que estaba bien, “Gracias a Dios, equipos de periodistas, amigos y familia. Por brindarme su Apoya agradecido enormemente mil bendiciones. Libre gracias al Rey de Reyes”, twitteó el cancerbero.

Rojas habló luego de su detención y relató que los efectivos policiales lo abordaron y cuando llegaron al comando lo interrogaron, “yo hablé tranquilamente y respondí todo lo que me preguntaron. Ellos después me pidieron disculpas porque me investigaron y vieron y constataron que yo era un tipo sano y que fueron engañados por la falsa acusación que hicieron en mi contra”.

Deudas y poca seriedad

La esposa de Rojas, a través de llamada telefónica con Mario Sánchez, relató que la directiva de Libertador le debía 11 meses de salario y debido a inoperatividad del club, acordaron el pago de un finiquito valorado en 6.000 dólares estadounidenses, este iba ser fraccionado en tres partes.

Principalmente iban a pagar 3.000 dólares en octubre, 1.500 en noviembre y a finales del mes de enero recibiría los 1.500 restantes, sin embargo el club no cumplió con su palabra.

Luis escribía con insistencia cobrando su dinero, sin embargo recibía como respuesta de que no tenían el dinero y que debía esperar. Le ofrecieron un vehículo como parte de pago, Rojas accedió a la propuesta, pero tampoco le cumplieron.

Durante todo ese tiempo, el guardameta insistió exigiendo su pago, aunque ya estaba disgustado porque desde octubre, que según el acuerdo recibiría su primer pago de la deuda, no había ni un centavo y solo recibía excusas por parte del club.

Futve en números rojos

Para nadie es un secreto, que los equipos de fútbol venezolano han sido fuertemente golpeados por la pandemia y la situación económica no es favorable, sin embargo hay clubes que tienen deudas desde antes de la llegada del COVID-19.

Algunos equipos de primera y segunda división, mantienen deudas desde hace más de 12 meses, otros que no han pagado premios por logros a acceso a copas internacionales.

Como resultado, una gran camada de jugadores prefieren emigrar al ligas de otros países o abandonar el fútbol ya que un gran número de equipos venezolanos carecen de solvencia a la hora de pagar la nómina.

DS/Foto: Cortesía Luis Rojas

Recientes

Detienen a dos militares con 700 litros de combustible y bolívares en efectivo

Naikarys Cordero

México inicia ensayos en humanos de su vacuna para COVID-19

Alberto Diaz

El Príncipe Eduardo heredará el título de Duque de Edimburgo

Alberto Diaz

Comentarios