Deportes Opinión

Juan Vené en la Pelota: La guerra de los Charros sería mejor si fuera la paz

Jugadas

“El problema de las muchachas de hoy día es que se emocionan por nada y terminan viviendo con eso”… Dick Secades.

Hoy, como todos los miércoles, es Día del Correo. ¿Me informaste desde dónde me escribes?.

             José R. Alvarado O. de Urachice, umpire retirado, comenta y pregunta…: “Me prestaron su libro ‘5000 Años de Beisbol’. Es verdaderamente una joya de nuestro deporte. El contenido es extraordinario, una obra inigualable. De verdad, lo felicito. ¿Cuántos años de trabajo le llevó llevarla a cabo?”.          

Amigo Peperre…: Gracias a quien te prestó el libro y gracias a tí por leerme y por escribirme. El material fue producto de mis investigaciones desde 1960, pero no especialmente para esa obra, sino para mi trabajo diario. El libro apareció en 2007, estuve escribiéndolo durante un año y pasó unos seis meses en edición e impresión. Así que, para verlo circular, me tomó 47 años entre una cosa y la otra.         

Samuel Rigodiño, de Guadalajara, pregunta…: “¿Por qué no ha opinado acerca del desastre del equipo de los Charros de Jalisco?”. 
         
Sam…: Porque Salvador Quilarte me ha informado muy bien desde su punto de vista; en cambio, Armando Navarro no responde a mis llamadas, que han sido ocho. Creo correcto oír a las dos partes. De todas maneras, les recuerdo a ambos que nadie ha ganado una guerra en este mundo, y que estamos llenos de lo mucho de bueno, de grande y de generosa que es la paz. Y al viejo adagio…: “Siempre es mucho mejor un mal arreglo que una  buena guerra”.         

Douglas Martínez, de Guatire, pregunta, expone y protesta…: ¿Para qué existe el mánager  hoy en día? . Se lo pregunto porque hay irrespeto para él y para el público. Juegan sin interés, sin deseos. Batean un roletazo y trotan a primera, no corren para batir el tiro. Si conectan un fly, se paran en la caja de bateo a ver si la bola se va de jonrón. Además, no se les ve estampa de peloteros, ni de deportistas siquiera, con cadenas del grueso de las de los perros al cuello, pulseras escandalosas, sortijas con enormes brillantes, cabellos negros pintados de rubio, camisas por fuera, etc, etc. Mucha indisciplina. Podrán tener un talento enorme para ser bigleaguers, pero la calidad de juego ha decaído mucho, y muy bajo en las últimas dos décadas. Con razón aburre ver un juego de más tres horas.¿Qué es lo que sucede?”.      

Amigo Doug… Sucede eso que tú dices que sucede. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

[email protected]

@juanvene5

Recientes

Voleibol de playa femenino con opción de ir a Tokio

Julio Urdaneta

Criollo Marwin González oficializado como jugador de Medias Rojas de Boston

Antonio Seijas

Millonarios niegan cardiopatía de jugador rechazado por Boca en Argentina

Antonio Seijas

Comentarios