Deportes Destacadas

Mike Álvarez décimo mánager cubano campeón en LVBP

Mike Álvarez

Mike Álvarez se convirtió en el décimo mánager cubano en conquistar un campeonato en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, luego de Caribes de Anzoátegui barrer en cuatro juegos a Cardenales de Lara en la serie final.

Su compatriota Lázaro Salazar abrió la cadena por intermedio de Navegantes del Magallanes, al conseguir tres títulos en las temporadas 1949-1950, 1950-19951 y 1954-1955, aunque Regino Otero completó seis a través de Industriales de Valencia (1955-1956, 1957-1958) y Leones del Caracas (1961-1962, 1963-1964, 1966-1967, 1967-1968).   

El inmortal Martín Dihígo, miembro de Cooperstown por sus actuaciones en las Ligas Negras, continuó con Leones del Caracas en la 1952-1953, seguido por Rodolfo Fernández (Industriales de Valencia, 1960-1961), Tony Pacheco (Tiburones de La Guaira, 1965-1966), Wilfredo Calviño (Tiburones de La Guaira, 1968-1969), Carlos Pascual (Navegantes del Magallanes, 1969-1970), Aurelio Monteagudo (Tiburones de La Guaira, 1984-1985) y José Martínez (Tiburones de La Guaira, 1985-1986).

Los mánager cubanos dominaron la escena durante los primeros 24 años de la Liga, entre 1946 y 1970, que hasta aquí siete habían alzado el trofeo de campeón ante sólo tres venezolanos e igual cantidad de estadounidenses: Daniel Canónico (Sabios del Vargas, 1946), Ernesto Aparicio (Sabios del Vargas, 1946-1947) y José Antonio Casanova (Cervecería Caracas, 1947-1948); Buster Mills (Pastora, 1953-1954), Clay Bryant (Leones del Caracas, 1956-1957) y   Kerby Farrell  (Indios de Oriente, 1958-1959). Casanova también ganó la de 1994-1949 y la de 1951-1952.

El paso de los cubanos empezó a diluirse con el tiempo. Son muchas las razones: cuestiones geopolíticas, desarrollo de técnicos venezolanos y contrataciones de norteamericanos por las conexiones con las organizaciones de la Major League Baseball. Todo eso contribuyó para que los pilotos antillanos terminaran en extinción.

Desde la década de los 70 los venezolanos, estadounidenses y dominicanos, con Osvaldo Virgil a la cabeza por sus tres títulos consecutivos entre 1973 y 1976 (Leones del Caracas, 1972-1973, Tigres de Aragua, 1974,1975, 1975-1976) se multiplicaron. De hecho el panameño Rod Carew fue mánager-jugador fue campeón con Tigres de Aragua en la 1971-1972, y el mexicano Rubén Amaro padre, con raíces cubanas, igual se tituló a través de Águilas del Zulia en la 1983-1984.

En los 80 apenas dos mánager cubanos volvieron a encumbrarse: Aurelio Monteagudo y José Martínez, ambos con Tiburones de La Guaira. Luego ningún hijo de la Mayor de las Antillas pudo levantar el cetro de la LVBP, hasta Álvarez con Caribes que despachó a Cardenales en esta de la 2020-2021, y por barrida 4-0.

Niuman Romero dio el batazo oportuno

PILOTO DESDE DICIEMBRE

Álvarez, luego de asumir el mando de ‘La Tribu’ a finales de diciembre, tras la salida de Jackson Melián por diferencias con la directiva del equipo, pasó a ser el décimo mánager cubano en quedar campeón en la LVBP, apoyado en conexión oportuna del anteslista Niuman Romero.

Culminó con los aborígenes en el primer puesto de la División Central con registro de 24-16. Sus Caribes en la semifinal vencieron al Magallanes en siete juegos. Y después impidió que Cardenales de Lara obtuviera el tricampeonato en la Liga.

Ha tenido grandes logros como coach de pitcheo en Venezuela, tras tener parte en cada uno de los cuatro títulos de Caribes en la LVBP. Los tres primeros como responsable de los lanzadores, y este último como mánager, sin descuidar su responsabilidad con el cuerpo de monticulistas.

“Todavía no me ha llegado el momento, tengo la adrenalina controlada”, dijo de entrada Álvarez, después del último juego de la final y entrevistado por el canal de TV por suscripción IVC, conducido por Carlitos Valmore Rodríguez en compañía de Efraín Zavarce y Freddy Chersia.

“Súper orgulloso, lo asumo de manera humilde después de tomar al equipo el 28 de diciembre”, expresó. “Quiero disfrutar el momento, Caribes siempre coloca en el terreno un buen equipo, gane o pierda”, añadió luego de comandar al elenco oriental a una marca de 18-6, incluida la postemporada.

El oriundo de Pinar del Río le devuelve la vida a esos grandes momentos de mánager cubanos en la LVBP, inclusive sucesor de Lázaro Salazar, quien instauró el dominio de los antillanos en los albores de la Liga. La historia siempre lo recordará como el campeón de la campaña 2020-2021.

Antonio José Seijas vía Andriw Sánchez Ruiz/Prensa LVBP

Foto: Mike Álvarez alcanzó su propósito en el béisbol venezolano

Recientes

Japón acelera vacunación de ancianos y endurece medidas contra el virus en Tokio

Daniel Sosa

Instalarán cine móvil en la ciudad de Caracas

Douleydis Romero

Se cumplen 60 años del primer viaje tripulado hacia el espacio

Daniel Sosa

Comentarios