Deportes Destacadas

Un torbellino histórico y universal llamado Yulimar Rojas

Tokyo Olympics Athletics

Domingo 1 de agosto de 2021, fecha que quedará para la historia por la presencia de un verdadero torbellino en el Estadio Olímpico de Tokio en la final de la prueba de salto triple femenino de los Juegos Olímpicos 2020 y la imponente actuación de la atleta venezolana Yulimar Rojas, quien marcó la pauta y metió la presión a todas sus adversarias desde el primer intento al conseguir 15,41 metro y romper el récord olímpico y no dejar espacio para nadie y en su último salto imponer la increíble marca mundial de 15,67 y conseguir la presea de oro.

De principio a fin, en tres oportunidades sobrepasó en la noche los 15 metros, pero los 15,67 metros se convierten en nuevo record olímpico y mundial para la triplista venezolana, dejando atrás a la camerunés Francoise Mbango (15,39mts) y la mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 mts) marca que se encontraba vigente desde el 10 de agosto de 1995 en el Mundial de Gotemburgo, Suecia.

La medalla de plata la conquistó la representante de Portugal, Patricia Mamona, con un salto de 15,01 metros, nuevo récord nacional para su país. La de bronce la ganó Ana Peleteiro, de España, con una marca de 14,87 metros, que también se convierte en récord nacional y justamente con este registro transforma al entrenador cubano Iván Pedroso en el primero que consigue llevar a dos atletas de diferentes nacionalidades (Rojas y Peleteiro) a estar en el podio de premiación.

La saltadora venezolana que a su corta edad —25 años— ha alcanzado hitos y hazañas históricas para su país y el mundo deportivo, se ha consagrado como una superestrella del atletismo, tras ser la poseedora de cuatro títulos mundiales en salto triple al aire libre y bajo techo y dos medallas olímpicas: una de plata en Río 2016 (14,98 metros) y la de oro que acaba de obtener Tokio.

Yulimar Rojas llega al atletismo por casualidad al no conseguir a los responsables del voleibol en un polideportivo en el estado Anzoátegui, pero la observaron desde la pista y la invitaron a unirse en esta disciplina. No se equivocaron al indicar que llegaría lejos y conquista premios escolares y nacionales en salto de altura, pero luego la llevan a las pruebas de saltos horizontales y se convierte en saltadora de largo y mejor aún de triple, donde demuestra ser la mejor del mundo y en la actualidad no tiene rivales a corta distancia, sin lugar a dudas es una reina y un verdadero torbellino de talento, alegría, humildad, trabajo y una personalidad que la lleva a derribar cualquier muro, donde ella misma dice que será la primera mujer en rebasar los 16 metros..

Ahora luego de las preseas doradas alcanzadas en el mundo del olimpismo por Venezuela tras la de Francisco “Morochito” Rodríguez en el boxeo en la división -48 kg (México 1968), Arlindo Gouveia en el taekwondo -54 kg (Barcelona 1992), Rubén Limardo en la espada individual de la esgrima (Londres 2012) llega la dorada de Yulimar Rojas (Río 2016 plata y Tokio 2020 oro), para igualar a la taekwondista Adriana Carmona (Barcelona 1992 bronce y Atenas 2004 bronce) como las únicas venezolanas con dos preseas olímpicas y en dos citas diferentes.

Julio Urdaneta/@juliourdanetam

Foto: AP News

Recientes

Cápsula de SpaceX regresa con éxito con la primera misión civil en el espacio

Daniel Sosa

Pelé aparece sonriente tras sesión de fisioterapia

Daniel Sosa

Sobrevivientes en Afganistán a EEUU: “pedir perdón no basta”

Daniel Sosa

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacy & Cookies Policy
Abrir chat
Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros