Destacadas Especiales Vida

Comunicar la importancia de la salud mental, un reto para la psicología en el confinamiento

La Unidad de Psicología “Padre Luis Azagra” (UPLA), de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), con 20 años de trayectoria, reinventó su metodología de trabajo durante el confinamiento por la pandemia, para promover la buena salud en comunidades, empresas e instituciones.

Las sesiones presenciales, talleres, reuniones y mesas de trabajo se convirtieron en asesorías a distancia a través de vídeos, reuniones por zoom, foro chats por Whatsapp, e incluso, ideas exitosas que han surgido a través de la plataforma Youtube.

Ofrecer un servicio de calidad, accesible y ajustado de las necesidades de la comunidad, es el objetivo, y lo alcanzan a través de asesorías, proyectos e intervenciones grupales en medios no convencionales, explica Mariana Luengo, psicóloga y coordinadora del área de proyectos y relaciones comunitarias.

Gran parte de estas iniciativas están a cargo del Área de Proyectos y Relaciones Institucionales” (APRI), de la referida Unidad, surgida de la motivación por extender el trabajo de ésta. Allí participan especialistas en psicología, psiquiatría y estudiantes de la UCAB.

“Surge como un lugar para recoger servicios para la comunidad. El foco es la intervención comunitaria y la asesoría a otras organizaciones que trabajan con ello. Nosotros podemos diseñar e implementar proyectos para nuestras comunidades cercanas, dentro de la unidad para grupos, pero también podemos responder necesidades de otras instituciones fuera de la UCAB”.

Mariana Luengo

APRI inició la cuarentena trabajando con un grupo de médicos que, a su vez, atendía consultas a través de una aplicación de telemedicina. Ellos necesitaron asesoría para abordar pacientes con síntomas de ansiedad, aislamiento y depresión. 

El acuerdo consistía en ofrecer herramientas para fortalecer el abordaje en esa área, así como el auto cuidado del el personal.

Otro de estos trabajos importantes, que significó un gran reto para la Unidad, fue el que dictaron a madres colaboradoras de la red de comedores de Alimenta la Solidaridad en Caracas. 36 mujeres recibieron asesoría a través de WhatsApp.

“Las recibimos para una formación de violencia de género y violencia intrafamiliar. Se elaboró un material que se enviaba por la aplicación. Los siguiente era concretar los grupos para la discusión en de esos contenidos, recuerda la psicóloga, reconociendo que “hubo un intercambio de experiencias muy interesante”, siendo la la primera vez que trabajaban por WhatsApp, recordó la psicóloga.

Además de atención colectiva, también hay psicoterapia individual o psiquiatría, y atención a algunos grupos no convencionales a través de métodos como el arte o el deporte. Un ejemplo son los adultos mayores, a quienes se les atiende para prevenir el deterioro cognitivo y promover el bienestar en ellos.

Las actividades deportivas, como terapia, son de importancia para los tratamientos.

Sesiones por públicos

APRI y UPLA han logrado fortalecer el vinculo de los pacientes, con la Unidad. “Normalmente, una persona que asiste no va a hacer atendida por un solo psicólogo, tiene contacto con distintas iniciativas, puedes estar en una intervención individual o grupal, tenemos también talleres para padres y docentes, la familia se termina vinculando con esto”, agrega.

Durante el confinamiento por la pandemia, adaptarse no fue un problema. Probaron formas nuevas de intervención como videollamadas que han llevado a procesos de revisión constantes para entender las herramientas y necesidades de las personas.

Las intervenciones a distancia sí son efectivas, pero tienen implicaciones que hay que tener en cuenta a la hora de diseñarlas, aclara la coordinadora del Área de Proyectos.

Área de Proyectos y Relaciones Institucionales cuenta con la participación de estudiantes y profesionales de la psicología.

Temas de preocupación

Para Luengo, la pandemia agravó significativamente fuentes de preocupación en los pacientes como lo económico, la posibilidad de trabajar, el acceso a servicios básicos, servicios de salud. “Eso genera muchos síntomas de ansiedad, el aislamiento de las personas en casa, la dificultad para conectarse, aumentan dificultades que ya estaban”, explica.

La violencia intrafamiliar también ha aumentado, al igual que problemas escolares por la falta de asistencia de los niños a las instituciones. “Implica una perdida importante, el colegio no es solo un lugar de ver clases y hacer tareas, es también para los niños la parte del desarrollo social y funcional, además de la dificultad que representa para una familia con tres o cuatro hijos, una sola computadora y tener todo al día”, señala.

Iniciativa radial

La Unidad de Psicología “Padre Luis Azagra” también comenzó a hacer micros radiales para la salud mental, otra forma de adaptarse a la situación de pandemia, ampliando el alcance social a distancia, de los temas de psicología.

Este proyecto, según la página web el elucabista.com, se llamará “Píldoras de autocuidado” y será difundido a través del programa Univérsate, transmitido los fines de semana, por Unión Radio.


E. De Sousa
Fotos: Cortesía/Freepik

Recientes

Investigan tratamientos que permitan controlar el proceso de reparación del corazón tras un infarto

Sharon Guedez

Debut con con revés para Lara

Alberto Diaz

Matan a científico iraní vinculado a plan nuclear militar

Yliana Brett

Comentarios