Destacadas Economía

Hiperinflación es el principal tema a resolver en 2019

Elizabeth Dávila H.-Comienza un nuevo año en el mundo y la gente se pregunta, aunque con cierta certeza de la respuesta, que le depara 2019 a Venezuela.

Hablar de economía siempre es un ejercicio de estimaciones, más aun cuando tales estimaciones se hacen con escasez de datos y erráticas decisiones del Gobierno nacional.

Sin embargo, la realidad cotidiana convierte en impelable pronosticar lo que el ciudadano común vivirá en los próximos días y semanas, a muy corto plazo, mientras conlleva a evitar hablar del mediado y largo plazo por razones obvias.

La política tendrá un peso importante en la dinámica de las decisiones. La fecha del 10 de enero y los efectos de un nuevo mandato de Nicolás Maduro con escaso reconocimiento internacional, es uno de los factores a tener en cuenta para la primera parte del año. También están latentes nuevas sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea. Pero, nunca se puede descartar la ocurrencia de imprevistos que produzcan cambios drásticos.

Con la información disponible hasta el momento, lo que se avizora es la continuidad de Maduro en el poder, la posible celebración de un referendo para decidir sobre una nueva Constitución y un deterioro mayor de la economía. Ninguna de las medidas adoptadas por el gobierno en 2018 aporta elementos que indiquen que se trabaja el núcleo del problema económico venezolano.

La hiperinflación seguirá siendo el principal tema a resolver. Si no se toman las correcciones podría cerrar 2019 por encima de 8,4 millones por ciento, de acuerdo con las estimaciones de la firma Aristimuño Herrera & Asociados. Mientras, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indica que podría ubicarse en 10.000.000%.

Para enero se espera una reducción del encaje legal, según indican fuentes de la banca, lo que aceleraría el crédito, cuya velocidad se frenó en los tres últimos meses de 2018. Pero, Aristimuño Herrera & Asociados señala que se también se espera “un alza de las tasas de interés activas (tarjetas de crédito y préstamos bancarios) y de las comisiones” por servicios bancarios.

En cuanto a la producción nacional), la mayoría de las firmas y analistas estima que en mayor o menor medida el deterioro se profundizará, siendo este 2019 el sexto año de retroceso del Producto Interno Bruto Venezolano (PIB), cifras más o cifras menos.

Un informe de Aristimuño Herrera & Asociados señala que “la contracción esperada del PIB es de 21,8% para 2019, lo que implica una caída acumulada de 60,5% desde 2013, contracción comparable solo con conflictos bélicos en la historia económica (el país solo tiene 40% del tamaño que registró hace 6 años)”.

En cuanto a las importaciones calculan que bajarán desde los 12.000 millones de dólares estadounidenses en 2018 a $8.200 millones en 2019, según Aristimuño Herrera & Asociados.

En cuanto al tipo de cambio lo que se estima es que seguirá su ritmo ascendente en forma directamente proporcional al deterioro económico del país, en lo cual tiene gran influencia la caída de la producción petrolera, que prevén seguirá en cifras negativas.

Recientes

Banco de Venezuela lanza su nuevo aplicativo móvil BDVdigital

I Colt

Eurodiputados exigen una explicación a Borrell, por reunión con Iris Varela y Pedro Carreño

Sharon Guedez

AMTT aclara: no hay aprobación de aumentar el pasaje urbano

I Colt

Comentarios