Destacadas Revista Estancia

Nemate es una artesana del vidrio y el óxido

Nemate transforma vidrio en piezas arte

Jesús Alí Oviedo

Una obra de arte encierra conceptos, sentidos e historia. El amor, la naturaleza, la armonía, la ciudad y la vida se pueden recrear a través de piezas que desde la constancia, la práctica y la creatividad a flor de piel se construyen. El trabajo visual y plástico de Nemecia María Teresa Daza Bonnier —mejor conocida como Nemate desde su niñez, que justo son las primeras silabas de sus nombres— se resume en esta premisa.

A sus 59 años de edad continua con sus procesos de creación, que iniciaron hace 29. Actualmente forja sus piezas en el taller que está dentro de su hogar, un lugar rodeado de vegetación y frescura en el sector Las Cuibas del poblado de Agua Viva en el municipio Palavecino del estado Lara, una tierra de artesanos y artistas.

Nemate transforma el vidrio y el cristal a través de la fundición de los mismos y la vitrofusión —otra técnica de fundir y superponer uno a más vidrios a altas temperaturas en un horno eléctrico, que se puede realizar con el aporte de diversos pigmentos de colores, pinturas esmaltadas, vidrio molido, hilos de vidrio y metales— para crear esculturas, vajillas, joyería y elementos decorativos.

Su trabajo es totalmente artesanal, cada pieza es elaborada de forma individual por ende logra diseños únicos e irrepetibles, esta dinámica la lleva a mantenerse en constante innovación, reinvención y redefinición.

El inicio

Nemate transforma vidrio piezas arte
En el taller de Nemate, en el poblado de Agua Viva del municipio Palavecino, la magia está presente. Foto: Daniel Sosa (@iamdanisosa)

“A mí siempre me gustó el vidrio, veía piezas realizadas con este material que me llamaban mucho la atención y me despertaban el interés de aprender a elaborarlas. Hasta que un día una amiga me comentó que en Caracas estaban dictando talleres de fundición de vidrio pero no tenía los recursos necesarios para cursarlos, ella sí pudo ir, se capacitó, compró su horno y comenzó a enseñarme.”, narra Nemate.

Durante esta primera etapa el ensayo y el error fueron fundamentales para Nemate porque probó diversos tipos de materiales, como óleos y acrílicos, para darle color al vidrio hasta que notó que la pintura para cerámicas de 900° funcionaba mejor, cuenta. Sus primeros diseños eran en pequeños formatos, como zarcillos, dijes, ganchos para el cabello y objetos decorativos, en los cuales comenzó a imprimir su sello: el figurativismo.

Posteriormente pudo adquirir su horno y así continuó desarrollándose como artesana del vidrio.
Ella recuerda que sus piezas comenzaron a gustar tanto a sus conocidos como al público en general, de hecho, su trabajo llegó a manos y oídos de la comunicadora social Valentina Quintero, quien la entrevistó y publicó un artículo periodístico en un medio de comunicación impreso nacional.

A raíz de esto, su nombre y experiencia artesanal fueron más conocidos por la colectividad. Nemate resalta que una profesora de la Escuela Artes del Fuego en Caracas supo de su existencia tras leer dicha publicación, es más, específica que durante un viaje que la experta efectuó a Lara le visito y le invitó a cursar unos talleres en modelado y esmalte, que luego realizó y le permitieron mejorar su técnica y conocer sobre otros materiales.

Seguidamente trabajó con la fundición de botellas para decorar paredes, pasó a los platos y a las vajillas de colores, después a las esculturas y los vitrales, por lo que elaboró piezas con motivos religiosos. Sin dejar de producir, la artesanía se convirtió en su sustento y su modo de vida.

Talento heredado

Esculturas elaboradas Nemate artesanavidrio
Desde objetos decorativos hasta joyería y esculturas son parte de las piezas que elabora Nemate. Foto: Daniel Sosa (@iamdanisosa)

“Creo que mi destreza y talento vienen en el código genético. Mi papá era pintor y mi madre es una gran artesana, aún a sus 96 años teje y diseña piezas hermosas. Puedo decir que el arte es una herencia familiar que le lleva a uno a apreciar la belleza de cosas sencillas y pequeñas, como una hoja, y reflejarlas en sus propuestas artísticas”, afirma Nemate al preguntarle de dónde surge su pasión por las artes.

Además, la artesana se casó con Leonardo Figueroa, un destacado artista plástico de la región que a pesar de su partida física —hace casi 20 años— le transmitió sus conocimientos e ideas. Es más, nacieron cuatro hijos: Leonardo, Hamlet, Diana y Jorge, quienes también se desenvuelven en el mundo de las artes visuales o plásticas.

¿Artesana o artista?

“Para mí no es relevante ser llamada artista. Me gusta mucho ser artesana porque trabajo con cualquier material: vidrio, hierro, metal, cerámica, entre otros. Pero no hay duda de que existimos artesanos que creamos obras de arte únicas, que estamos en permanente cambio e invención”, expresa con la calma y el carisma que le caracterizan.

La transformación del vidrio

Para Nemate transformar el vidrio es un acto mágico porque diseña y trabaja las piezas con ideas preconcebidas y cuando se llevan al horno pueden resultar lo que se deseaba, ser otra cosa mejor o sencillamente un trabajo que no cumple con el objetivo planteado, pero que igual resulta gratificante.

Los viajes

Esculturas elaboradas Nemate artesana vidrio
Su talento le ha permitido conocer España y otras latitudes de América.Foto: Daniel Sosa (@iamdanisosa)

Gracias a su destreza con el vidrio y el color, la artesana cuenta que en los últimos 20 años ha viajado a Colombia, España, Brasil y Ecuador como representante de Venezuela en pabellones de exposiciones de artesanía y turismo.

“Es increíble ir a otras latitudes y mostrar lo que hacemos en Venezuela. Cabe resaltar, que se producen intercambios culturales y artísticos que nos llenan y hacen crecer”, destaca.

Recientes

Tirana albergará final de nuevo torneo de clubes en Europa

Alberto Diaz

Colombia superó 9.233 nuevos casos y 188 decesos por Covid-19

Sharon Guedez

Facebook eliminará desinformación sobre vacunas coronavirus

Alberto Diaz

Comentarios