Destacadas Sucesos

Niño amenaza con lanzarse de un edificio en el centro de Barquisimeto

Angélica Romero Navas.- Eran las 2:00 de la tarde. Muy pocos transitaban a esa hora por la carrera 21 con calle 23, en el centro de Barquisimeto. Unos regresaban a sus puestos de trabajo y otros terminaban de almorzar cuando de pronto la consternación se apoderó del lugar: un niño amenazaba con lanzarse desde el tercer piso de un edificio.

Foto: Ángel Zambrano

Estaba sentado en el pretil del balcón, con ambas piernas en el aire y con sus brazos se sujetaba de la baranda. Por momentos se tambaleaba mucho, miraba a todos lados y parecía que hablaba con alguien, aunque nadie estaba cerca de él.

Los vecinos llamaron a la policía y a los bomberos. Desde abajo, algunos trabajadores de la zona que lo conocían le gritaban por su nombre y le pedían que se metiera  al apartamento. Pero él hacía caso omiso, parecía estar decidido.

Funcionarios de Polilara llegaron rápido, pero no podían entrar. La reja de entrada al edificio estaba cerrada pero nadie bajaba para abrirla. Finalmente una mujer, quien resultó ser la madre del niño, bajó para dejar entrar a los funcionarios, también de los Bomberos de Iribarren que llegaron al lugar.

“Él lo hace siempre”, les dijo sobre lo que hacía su hijo minutos antes de que un escolta de un negocio cercano lograra colarse por la azotea del edificio y con habilidad, acercarse al pequeño y someterlo al punto de alejarlo del balcón.

Habiendo llegado incluso los funcionarios del Consejo de Protección de Iribarren, eran muchas las versiones que se escuchaban…, unas más alarmantes que otras. Se habló de maltrato, de malcriadez, de abandono, hasta de prácticas sobrenaturales, pero ninguna de esas historias fue confirmada por los funcionarios con competencia.

Los funcionarios del Consejo abordaron al menor y a sus padres, por separado. Aunque los testigos de la escena esperaban la detención del padre del menor, no fue así.

La delegada del Consejo, quien pidió la omisión de su nombre, dijo que no podía llevarse al niño porque él tenía sus padres que debían hacerse responsables, y que por los momentos no había denuncia formal de agresión física. No obstante, aseguró que se iniciaría el procedimiento para ayudar psicológicamente al niño y precisar qué realmente está pasando.

Padres e hijo, por separado, fueron trasladados a la sede del Consejo de Protección.

El Informador hará seguimiento al caso.-

Recientes

FMI niega $ 5.100 millones a Venezuela por conflicto sobre legitimidad de Maduro

Julio Urdaneta

Eurodiputados exigen una explicación a Borrell, por reunión con Iris Varela y Pedro Carreño

Sharon Guedez

AMTT aclara: no hay aprobación de aumentar el pasaje urbano

I Colt

Comentarios