Internacionales

Brasil: sistema de salud colapsa en Manaos por falta de oxígeno

Este viernes, 15 de enero, el personal hospitalario y familiares de pacientes con COVID-19 llevaron a las instalaciones, las botellas de oxígeno recién llegadas a Manaos, mientras los médicos elegían qué pacientes respirarán ante la escasez de suministros y en plena campaña para trasladar a algunos de ellos a otros estados.

Los trabajadores del hospital universitario Getúlio Vargas llevaron las botellas vacías a su proveedor de oxígeno con la esperanza de poder recuperar alguno. Normalmente, la empresa recoge los cilindros vacíos y deja otros llenos.

Pacientes desesperados en hospitales desbordados esperaban que llegara el oxígeno a tiempo, aunque para algunos ya fuese muy tarde.

El ministro de Salud del país, Eduardo Pazuello, que un segundo avión con suministros médicos, incluyendo oxígeno, llegará el viernes, y otros cuatro más tarde.

El proveedor de oxígeno del gobierno local, la multinacional White Martins, explicó en un comunicado que estaba considerando desviar parte de su suministro a Venezuela, para que fuesen atendidos varios pacientes en Amazonas. No estuvo claro de inmediato si esto sería suficiente para solventar la creciente crisis.

“Sí, hay un colapso del sistema de salud en Manaos. La fila para una cama está aumentando mucho, tenemos 480 personas esperando ahora”, señaló Pazuello. “Estamos empezando a sacar a los pacientes (con afecciones) menos graves para reducir el impacto”.

Los hospitales de Manaos admitieron pocos nuevos pacientes con COVID-19 el jueves, lo que sugiere que muchos pasarán la enfermedad en sus casas, y algunos podrían morir allí.

La crisis llevó al gobierno estatal de Amazonas a decir que trasladará a 235 pacientes que necesitan oxígeno pero no están en cuidados intensivos a otros cinco estados y a la capital federal, Brasilia.

“Quiero agradecer a los gobernadores que nos están dando la mano en un gesto humano”, señaló Wilson Lima, gobernador de la región.

“Todo el mundo nos mira cuando hay un problema en los pulmones de la Tierra”, comentó, mencionando la habitual descripción de la selva de la Amazonía. “Ahora estamos pidiendo ayuda. Nuestra gente necesita este oxígeno”.

Gobernadores y alcaldes de todo el país ofrecieron su ayuda en medio de la avalancha de videos con la que los angustiados familiares de pacientes con COVID-19 en Manaos pedían en redes sociales que la gente les comprase oxígeno.

La fiscalía federal, por su parte, pidió a un juez que presione al gobierno del presidente Jair Bolsonaro para que aumente su ayuda. Más tarde, la fiscalía señaló que el principal avión de la Fuerza Aérea en la región para transporte de oxígeno “necesita reparación, lo que detuvo la llegada”.

Las autoridades de Manaos pidieron recientemente al ejecutivo de Bolsonaro que incremente sus reservas de oxígeno del estado. La cifra de muertes del estado a 14 días se está acercando al pico de la primera ola de la epidemia el año pasado, según datos oficiales.

En aquel momento, Manaos consumió un máximo de 30.000 metros cúbicos (aproximadamente 1 millón de pies cúbicos) de oxígeno por día, pero necesidad se ha más que duplicado ahora hasta alcanzar casi 70.000 metros cúbicos, señaló White Martins.

La remota ubicación de Manaos supone desafíos logísticos, lo que requiere que los suministros adicionales sean transportados por barco y avión, agregó.

El gobernador, ordenó además nuevas restricciones como la suspensión del transporte público y un toque de queda entre las 19:00 y las 06:00.

Texto y Foto AP

Recientes

Opositores solicitan expulsión de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Alberto Diaz

Hungría comenzó a utilizar la vacuna china ante la negativa de la Unión Europea

Daniel Sosa

Salvadoreños elegirán este domingo 28-F diputados y alcaldes que podría darle control total a Bukele

Anderson Piña

Comentarios