Internacionales

Gran Bretaña quiere impulsar norma mundial sobre “pasaportes para vacunados”

A raíz de la pandemia del COVID-19, Gran Bretaña planea utilizar su presidencia en el Grupo de las Siete potencias económicas para impulsar un sistema internacionalmente reconocido de pasaportes para vacunados, que podría permitir la reanudación de los viajes por el mundo, aunque el primer ministro Boris Johnson reconoció el martes que la idea plantea cuestiones éticas “complejas”.

Anteriormente, Gran Bretaña dijo que no estaban contemplando la posibilidad de expedir pasaportes etiquetados a las personas que hayan sido vacunadas. Sin embargo, ahora ha puesto en marcha una revisión de la “certificación del estatus de COVID” que examinará las formas en que las personas pueden demostrar que no tienen el coronavirus, ya sea a través de la vacunación o mostrando un resultado negativo en las pruebas.

El gobierno indicó que “buscaría introducir un sistema que permita a las personas vacunadas viajar más libremente a nivel internacional”. Añadió que trabajaría con otros países a través de la Organización Mundial de la Salud, el G7,cuya presidencia ocupa Reino Unido este año, y otros organismos en “un marco internacional claro con estándares que brinden congruencia, tanto a los pasajeros como a la industria”.

“La introducción de un sistema de este tipo también debe ser justa y no desfavorecer indebidamente a las personas a las que aún no se les ha ofrecido una vacuna o que no han obtenido acceso a ella”, dijo el gobierno en un documento que describe sus planes para levantar las restricciones pandémicas de Gran Bretaña. “Siendo ese el caso, el gobierno no espera que esta solución esté disponible rápidamente, y es probable que las restricciones como las vigentes en todo el mundo continúen en el futuro cercano”.

Una opción que se está analizando es usar la aplicación de rastreo de contactos del Servicio Nacional de Salud, que millones de personas en Gran Bretaña tienen en sus teléfonos, para mostrar los resultados de la prueba diagnóstica de COVID-19.

Johnson admitió el martes que “hay cuestiones profundas y complejas que debemos explorar” antes de tomar una decisión.

“No podemos discriminar a las personas que, por cualquier motivo, no pueden recibir la vacuna”, afirmó. “Puede haber razones médicas por las que ciertas personas no puedan recibir una vacuna o algunas personas pueden rehusarse genuinamente a ser inyectadas. Creo que eso es un error, creo que todo el mundo debería tener una vacuna, pero tenemos que sortear todo esto”, indicó Johnson.

DS con información de AP/Foto: AP

Recientes

Tornado causa daños materiales en Cuba

Alberto Diaz

Francia: Miles exigen más medidas contra cambio climático

Alberto Diaz

Duque acordó diálogos regionales con gobernadores

Sharon Guedez

Comentarios

Abrir chat
Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros