Lara

Funvepau solicita derecho a “aclarar” información

Funvepau solicita derecho a “aclarar” información

Hemos recibido en nuestras oficinas de redacción una comunicación enviada por la profesora Yasmín Ruiz, coordinadora en el Estado Lara de la organización Fundaciones Venezolanas por la Protección Animal Unidas (Funvepau), en la cual solicita se le conceda el espacio necesario para incluir un derecho a réplica al que ella se considera –valga la redundancia- con derecho, y, en atención a ello, se lo concedemos.

La aclaratoria –o el derecho a réplica- se refiere a una información publicada en esta edición web en fecha 27 de enero pasado, bajo el título de “Funvepau analizó situación de maltrato animal en el Parque Bararida”, extraída de una declaración que ella misma nos enviase vía correo electrónico, y asevera que, en dicha nota periodística, incluimos una “información descontextualizada, errada e inexacta”, o, al menos, ésa es su opinión, que, por supuesto, respetamos.

Pero debemos afirmar que, en la nota periodística referida, no se incluyó ninguna información ni descontextualizada, ni errada ni inexacta, pues todo lo que allí se dio a conocer fue extraído textualmente del antes referido correo que nos enviase la profesora Ruiz, incluida la alusión, en ese mismo correo, recalcamos, al Parque Botánico Bararida, alusión que no fue inventada por nosotros.

Valga señalar, además, que, en su comunicación-aclaratoria, la profesora Ruiz agrega, o habla de una serie de situaciones y afirmaciones que no incluyó en ningún momento en su correo original, en razón de lo cual no podemos referirnos a ellas, por razones obvias.

En todo caso, para que no haya ningún tipo de dudas, he aquí el texto completo de tantas veces referido correo original que nos enviase la profesora Ruiz, y del cual -reinsistimos- se extrajo la nota periodística que ella ahora cuestiona, de manera tal  que los lectores juzguen por sus propias conclusiones:

“Hoy sábado 25 de enero, se desarrolló en las instalaciones del Colegio de Médicos la primera reunión del año, a la que acudieron diversas organizaciones, fundaciones y proteccionistas independientes del Estado, con el propósito de unificar esfuerzos en pro de buscar soluciones viables, concretas, ante el gravísimo problema social, ético y humano que implica el no reconocimiento y valoración de la fauna, de su espacio en el planeta y la preservación del mismo”.

“Funvepau es una federación en curso, constituida por la coalición de más de 50 organizaciones legalmente constituidas, y un sinnúmero de proteccionistas independientes dispersos en casi todo el territorio nacional”.

“Los reiterados, crecientes y recientes casos de maltrato animal que implican fauna doméstica y silvestre, el exponencial crecimiento de la forma más cruel de maltrato animal: El abandono, el estado de desidia y deterioro del Parque Botánico Bararida, en el que han fallecido diversos ejemplares, entre otros, fueron algunos de los puntos desarrollados en este encuentro para buscar soluciones viables a corto, mediano y largo plazo en un problema que es corresponsabilidad de todos los sectores de la sociedad”.

“Las organizaciones pro animalistas constituyen un motor transformador de una sociedad insensible en la que impera la cultura del descarte y la violencia. Innumerables estudios han confirmado que la violencia social gira en torno a un círculo en el que  se irrespetan los derechos de los más vulnerables de la sociedad: Animales, adultos, mayores y niños, en ese orden”.

“La sociedad hace algunos esfuerzos  en disminuir los niveles de violencia contra los seres humanos, sin comprender que la raíz del problema radica en combatir, a través de programas de educación, el maltrato y crueldad hacia los animales”.

“Las personas con conductas violentas, en su mayoría, inician su carrera delictiva maltratando animales. Por estas razones, el Estado está obligado a velar por los derechos de los animales y a modificar la legislación para hacerles justicia y castigar penalmente el maltrato animal, garantizándose una sociedad pacífica, evolucionada, menos violenta. La violencia se aprende. La no violencia también. Estamos haciendo nuestra parte  en el diseño y construcción de un mejor planeta, en el que todos los seres vivos tenemos derecho a convivir de manera pacífica. Seguimos trabajando en las raíces”.

Nota relacionada: Funvepau analizó situación de maltrato animal en el Parque Bararida

Reinaldo Gómez
Foto: Referencial

Recientes

Lara l Trabajadores de empresas transnacionales exigen salario digno y derechos laborales

Eliagnis Mora

Ventas previas al día de las madres no se comparan con las del 14 de febrero

Naikarys Cordero

Hospital Rotario amplía la oferta quirúrgica con nueva sala de cirugía ambulatoria

Aura Rosa Castillo

Comentarios

Abrir chat
Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros