Opinión

TERTULIAS DE CAFÉ/ Maximiliano Pérez

La Pascua también llamada Pascua de Resurrección, Pascua Florida, Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección o Domingo de Gloria, es la fiesta central del cristianismo,  en la que se conmemora, de acuerdo con los evangelios canónicos, la resurrección de Jesucristo al tercer día después de haber sido crucificado, al igual que Navidad inicia su octava el día de Navidad y concluyendo en la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, la Pascua inicia su octava el Domingo de Pascua, concluyendo en la Fiesta de la Divina Misericordia.

La Pascua marca el final de la Semana Santa (y del Triduo Pascual), en la que se conmemora la muerte y resurrección de Jesús. A la Semana Santa le sigue un período de cincuenta días llamado Tiempo pascual. Al igual que el Bautismo de Jesús, marca el final de la Navidad, Pentecostés, marca el final de la Pascua.

El Domingo de Pascua es una celebración que no se fija con relación al calendario civil. El Primer Concilio de Nicea (año 325) estableció la fecha de la Pascua como el primer domingo después de la luna llena tras el equinoccio de primavera en el hemisferio norte, y fijó el equinoccio en el 21 de marzo.  Por lo tanto, la fecha varía entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

Durante este día se celebran en distintos lugares del mundo procesiones religiosas, así como celebraciones litúrgicas. Las costumbres del Domingo de Resurrección varían en todo el mundo cristiano.

El término “pascua” proviene del hebreo פֶּסַח (Pésaj). En latín se escribe pascha transliteración del griego πάσχα (pásja), y este, a su vez del arameo פַּסְחָא (pásja); según la Real Academia Española de la Lengua, la forma vulgar del término pascua, por influencia del latín pascuum significa “lugar de pastos”, por alusión a la terminación del ayuno. Es decir, que esta palabra hace referencia a la acción de “festejar un paso, un tránsito, un cambio, una transformación”.

Y es que, el pueblo judío, en la fiesta de la Pascua (Pésaj), recuerda su paso a través del Mar Rojo, guiado por Moisés y quedando liberado de esta forma el pueblo elegido por Yahveh de la esclavitud que padeció en Egipto.

Los cristianos, en cambio, con la fiesta de la Pascua conmemoran principalmente (pues, celebran varias fiestas de pascua, por distintos motivos) el paso de Jesucristo de la muerte a la vida, su resurrección, acontecida en domingo, en el tercer día de su muerte, para salvar al pueblo de Dios, que queda liberado así de las consecuencias de los pecados que lo alejan del Creador.

Este paralelismo semántico ineludiblemente conduce a otro, de naturaleza histórica, que es preciso tener en cuenta también para alcanzar a comprender el significado de este vocablo en ambas concepciones y su concomitancia, que la tiene pese a sus evidentes diferencias: Jesús, que era judío, celebró con sus discípulos su Última Cena durante la Pascua judía, concretamente al anochecer del jueves día 14 de Nisán, que es precisamente la fecha en la que los hebreos celebran la cena del cordero, rememorando la que precedió a su salida de Egipto; pero para los cristianos la Pascua no la constituye la conmemoración de esa última Cena sino que habiendo muerto Cristo en la cruz al día siguiente, viernes 15 de Nisán, resucitó el 17 de Nisán, domingo y este es el objeto de su celebración: la Resurrección del Salvador.

Fuente: Transcribo literalmente de Wikipedia.

El día de Pascua de Resurrección es motivo suficiente para que los cristianos en actitud solemne reflexionemos sobre nuestra actitud, de ser el caso pidamos perdón a Dios Todopoderoso por nuestros errores, y con verdadero propósito de enmienda le roguemos nos conceda la fortaleza y discernimiento necesarios para soportar y superar los males que nos avasallan y destruyen nuestra nación, y para que logremos combatir a la pandemia que azota a la humanidad… Amén.

Recientes

Juan Vené… Sentenciados a muerte jugaban por sus vidas

Antonio Seijas

Digo lo que oigo/ Custodio Segovia

LazaroAranguren

La Vinotinto montada… Síntesis deportiva por Avelino Avancín

Antonio Seijas

Comentarios