Opinión

Tertulias de Café | Por: Maximiliano Pérez

Tertulias de Café: ¿Qué pasó? | Por: Maximiliano Pérez

CONSTITUCIÓN NACIONAL.

TÍTULO VI.

DEL SISTEMA SOCIO ECONÓMICO.

CAPITULO I.

Del Régimen Socio Económico y de la Función del Estado en la Economía.

Artículo 306.- El Estado promoverá las condiciones para el desarrollo rural integral, con el propósito de generar empleo y garantizar a la población campesina un nivel adecuado de bienestar, así como su incorporación al desarrollo nacional. Igualmente fomentará la actividad agrícola y el uso óptimo de la tierra mediante la dotación de las obras de infraestructura, insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica.

Todo parece indicar que el régimen socioeconómico venezolano está lejos de dar cumplimiento a los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, lo que hace que sea casi imposible lograr y mucho menos asegurar el desarrollo humano integral y la existencia digna y provechosas para la colectividad. Creo que la iniciativa privada, ha intentado promover el desarrollo armónico de la economía nacional tratando de generar fuentes de trabajo, con la contratación de la mano de obra y los empleados necesarios para alcanzar los índices de producción estimados, dándole valor agregado nacional, elevando el bienestar de la sociedad mejorando su nivel de vida y fortaleciendo la soberanía económica del país.

La inexistencia de la seguridad jurídica y personal coarta la solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía e impide el logro de justa distribución de la riqueza y destruye cualquier planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta.

La realidad del sector agropecuario demuestra una destrucción… prácticamente, total.

La devastación de zonas de alta fragilidad ecológica. La ausencia de financiamiento como consecuencia de la hiperestaflación. La pérdida de la infraestructura básica, la vialidad y electricidad. La falta y/o la ausencia de los insumos necesarios e imprescindibles de combustibles, gasolina y muy específicamente gasoil, así como la escasez de mano de obra (especialmente la calificada), como consecuencia del éxodo que creó la diáspora infame, encarecen los costos y gastos de producción, para al final llegar a la imposición de precios viles al productor, las importaciones en manera desmedida e incontrolada ha tenido como resultado la insostenible situación que extermina al aparato productivo nacional que comienza en el sector primario… El Agrícola.

Pero aquí no para el ataque contra los productores agropecuarios que para el año 1998, generaban el setenta por ciento y más (%70 y +) de los alimentos consumidos en el país, la delincuencia incontrolada, caracterizada por las amenazas de muerte, de secuestro y ataques físicos a productores, hasta en presencia de las autoridades, viene acompañada de las expropiaciones, confiscaciones e invasiones que han destruido hasta a fincas experimentales pertenecientes a instituciones universitarias; el abigeato, robos, hurtos, saqueos y destrucción de maquinarias, equipos, repuestos, e instalaciones, campea en las unidades de producción aumentando considerablemente las pérdidas y el terror entre el sistema agro-productivo creado por personas y grupos que aseveran que en Venezuela no hay Ley, y dicen estar apoyados por el sistema de gobierno; acrecentando el pánico entre las familias que han dedicado varias generaciones para lograr unidades eficientes y eficaces…

No existe sistema productivo que haya logrado trabajar a pérdidas…

                              ¡Sin Agricultores no hay comida!

Recientes

Juan Vené… Montón de millone$ para jóvene$ latino$

Antonio Seijas

DIGO LO QUE OIGO/ Custodio Segovia

LazaroAranguren

El cuartico del diputado “Alacrán” | Por: Omar Estacio

Yliana Brett

Comentarios