Opinión

Tertulias de Café: ¿Seguridad alimentaria? | Por: Maximiliano Pérez

Tertulias de Café: ¿Posible? | Por: Maximiliano Pèrez

 “Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país.”

Thomas Macaulay (25-10-1800 / 28-12-1859).

Thomas Babington (O Babbington) Macaulay, primer Barón Macaulay, fue un poeta, historiador y político del partido Whig británico.

La república se debate entre una inmensa crisis política – económica, que ha ocasionado graves y profundos daños devastando a la sociedad. La situación en el sector productivo se ha hecho desesperante y más aún en el sector primario… “El Sector agropecuario.”

Este sector ha sido, bien denominado… “El Sector Primario.”

Además de ser el sector primigenio en el sistema productivo, es el que podríamos denominar “el sector donde se origina la vida,” pues sin alimentos no hay vida y sin agricultores no hay alimentos.

Pero de forma, para mí inexplicable, este sistema productivo ha sido considerado la Cenicienta de la cadena de producción, alegándose que debe trabajar, hasta en condiciones infrahumanas, porque la población necesita alimentarse y, se olvida que:

“NO EXISTE SISTEMA PRODUCTIVO QUE HAYA LOGRADO TRABAJAR APÉRDIDAS”.

La insostenible situación en la cual sobrevivimos los productores agropecuarios venezolanos, ha hecho que seamos unos verdaderos héroes. Expertos en sortear las peores circunstancias impuestas, sobreponernos y subsistir en un medio inhóspito en casi, casi todos los sentidos.

Los precios viles impuestos a muchos rubros (Por ejemplo, al café a nivel de productor) durante largos periodos; la escasez o insistencia de insumos agropecuarios (Abonos, fertilizantes, agro-químicos, repuestos para maquinarias e implementos agrícolas, etc.) y de los combustibles necesarios e imprescindibles para maquinarias, equipos y sistemas de riego (Gasolina y/o gasoil); el desastre del sistema eléctrico nacional; la hiperestaflación que destruyó el poder adquisitivo y el financiamiento; la destrucción por falta de mantenimiento y la paralización referente a la construcción de nuevas infraestructuras; el marcado éxodo de la mano de obra; esto entre otros males creados viene acompañado por las expropiaciones, confiscaciones, expoliaciones y por las invasiones amparadas por una increíble impunidad delictiva donde muchas personas que dicen pertenecer al sistema político imperante amplían actividades hasta criminales, con el cobro de vacunas, secuestros, intentos y realización de asesinatos y de cobardes ataques personales; con el abigeato que diezma a rebaños de alta calidad genética que sería casi imposible de restablecer; la destrucción del parque agroindustrial (Torrefactoras, centrales azucareros, procesadoras de harina y de maíz, etc.), el robo de maquinarias y equipos necesarios para la producción que ante el sistema impuesto, por ahora, son prácticamente imposibles de reponer.

El llamado a la lógica y la razón para que actuemos con sensatez, me lleva a pensar que el camino está en el rescate del Estado de Derecho, bajo el Estamento Legal nacional e internacional vigente, que respete el espíritu, propósito y razón del legislador probo para imponer la justicia. La vida, la propiedad y el trabajo son Derechos Humanos consagrados en la Declaración Universal de las Naciones Unidas de 1948. Como protección y prueba para futuros reclamos, “presumo que” la orientación debe estar signada por…

“El Recurso de Amparo y por el Recurso de Protección Innominada.”

“El Estado Venezolano Constitucionalmente es Responsable de los Daños Ocasionados.”

Recientes

Juan Vené… Otra vez Valenzuela para Hall de la Fama

Antonio Seijas

Digo lo que oigo | Por: Custodio Segovia

LazaroAranguren

La Radio en Barquisimeto

LazaroAranguren

Comentarios