Destacadas Sucesos

Polémica en Argentina por caso de venezolana violada cuando acudió a una jornada laboral de prueba

En Francia una de cada veinte universitarias ha sido violada, según encuesta

Una joven de 18 años, venezolana, consiguió trabajo a través de Facebook durante su estadía en Buenos Aires, Argentina y terminó siendo violada en su primer día, que acabó transformándose en una pesadilla.

La joven fue abusada sexualmente tras responder a una solicitud de empleo publicada en redes sociales. La joven, de la que se omite el nombre, fue una de las personas que mostraron interés por el anuncio de Garzón Martínez (como lo identifica la policía), que solicitaba una vendedora para su local de ropa.

“Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada”, fue el último mensaje que le envió la agraviada a su hermana menor, el día sábado 23 de enero alrededor de las 2:00 pm. Tiempo después fue encontrada casi inconsciente por su progenitora y efectivos policiales en el suelo del local, ubicado en la ciudad de Buenos Aires.

La joven es oriunda de El Tigre, estado Anzoátegui, y todo parecía normal, conversaron sobre las condiciones de horario, pago y estatus legal. Sin embargo, de una forma inusual, el futuro empleador, le consultó si era soltera, y si tenía hijos, aludiendo un “yo tampoco”, cuando la víctima respondió de forma negativa.

“Inicialmente él le hizo una invitación previa a cenar para hablar del trabajo, en una especie de entrevista personal, y ella lo rechazó”, expresó Thays Campos, madre de la afectada a El Nacional.

Garzón Martínez pareció aceptar de buena manera el rechazo y respetar la decisión, por lo que acordaron realizar una jornada laboral de prueba, el día sábado 23 de enero, en horario de 9:00 am a 2:00 pm.

Ante la insistencia del hombre en los encuentros previos, Campos alertó a su hija de no comer ni beber nada que le ofrecieran durante el día. Solo tomó agua del grifo.

Sin embargo, cerca de la hora de salida, dos clientas ingresaron al local y, mientras las atendía, Garzón Martínez le acercó un vaso de agua que dejó sobre el mostrador y continuó con sus actividades previas al cierre. Aparentemente nada raro, solo un gesto de cortesía.

Poco después de tomar el agua la muchacha observó como su empleador bajaba las persianas del sitio y cerraba el lugar con ellos adentro, sintió su cuerpo entumecerse, por lo que tomó el teléfono e intentó comunicarse con su madre y su hermana menor.

Llegó a escribirles. A la primera le dijo que estaba asustada y que quería irse. A a la otra le señaló que creía que la habían drogado porque estaba mareada.

La mamá de la joven venezolana estaba en el hospital con su esposo. Al recibir el mensaje decidió llamar a la policía. Salió apresurada rumbo al local.

Una vez en el sitio, y acompañada por oficiales, tocó reiteradamente a la puerta del local, que permanecía cerrada. Tras la insistencia, oyeron la voz del hombre, y los funcionarios ingresaron al lugar.

En el negocio Garzón Uniformes encontraron a la joven venezolana con el pantalón mojado, la ropa interior desajustada, vistiendo una camisa sucia del agresor y, aparentemente, dopada, por lo que fue trasladada en silla de ruedas hasta la ambulancia y llevada hasta el Hospital Ramos Mejía, donde fue contactada por la brigada de Violencia Sexual.

Luego de ser detenido provisoriamente la noche del pasado lunes, el juzgado encargado del caso resolvió excarcelar bajo caución juratoria a Garzón Martínez, prohibiéndole contactar, por cualquier medio a la víctima y acercarse a ella o a su domicilio, en un radio de 100 metros, así como prohibición de salida del país.

Se le acusa de abuso sexual simple, delito que prevé condenas de 1 a 4 años de prisión. Estuvo dos días preso, y luego, el juzgado dictó su excarcelación, permitiendo que siguiera el proceso en libertad.

Ante este hecho, los familiares de la joven venezolana claman que se haga justicia para evitar que delitos como estos sigan ocurriendo.

La jueza Karina Mariana Zucconi, que dejó en libertad al sujeto, fue cambió la imputación del caso después a “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

El hombre deberá presentarse ante el tribunal en los primeros 10 días de cada mes y dictaron además, el embargo de sus bienes personales.


Con información de El Nacional

Foto Referencial

Recientes

Venezuela registró 1.398 casos de COVID-19

Alberto Diaz

Alcalde aragüeño fallece por COVID-19

Alberto Diaz

Programa de Alimentación de la ONU operará en Venezuela

Alberto Diaz

Comentarios