Destacadas El informador Revista Estancia

Fundación Bel transforma vidas a través de la educación musical

Fundación Bel Programa de Educación Musical El Informador 1

Jesús Alí Oviedo.- La enseñanza musical es uno de los medios para que niños, niñas, adolescentes y jóvenes desarrollen sus capacidades y habilidades, no sólo artísticas si no sociales y emocionales. Además, que constituye una herramienta para formar en valores como la disciplina y la responsabilidad, que a su vez son claves para afianzar la educación.

En esta premisa se basó la Fundación Bel, presidida por la comunicadora social Gaby Anzola, para crear el ‘Programa de Educación Musical’ en 2008, que tiene como objetivo brindar formación integral a través de la música a la población infanto-juvenil en riesgo social mediante herramientas y técnicas en valores.

Fundación Bel Programa de Educación Musical El Informador 2
El Programa de Formación Musical atienda a niños, niñas y adolescentes desde los seis hasta los 21 años de edad. Foto: Cortesía Fundación Bel

Hoy 58 niños, niñas y adolescentes entre los 7 y 21 años de edad son parte de este programa, en el cual los participantes cuentan con cuatro facilitadores que se encargan de impartir clases de lenguaje musical, flauta dulce y transversa, cuatro y mandolina durante un día a la semana (sábados) en la comunidad de El Trompillo, al noroeste de Barquisimeto.

La formación abarca cinco etapas: iniciación, que cuenta con 18 participantes, infantil, con 16, juvenil, con 13, pre-ensamble, con cinco y ensamble, con seis.

Las enseñanzas son impartidas en la Escuela de Fe y Alegría Monseñor Arnulfo Romero, organización con la cual establecieron una alianza para el funcionamiento del programa, que a su vez cuenta con el aporte de las empresas pertenecientes a la Corporación Bel —organización privada del sector automotor—.

Más allá de la formación musical

El programa de la Fundación Bel también tiene como propósito que sus beneficiarios amplíen sus habilidades para su desarrollo personal, facilitar la orientación integral con base en principios y valores a los padres y representantes para el fortalecimiento del núcleo familiar y el bienestar, y, brindar el apoyo para que los participantes desarrollen las herramientas necesarias que les permiten convivir y evolucionar antes las adversidades del mundo actual.

“Conocemos las diversas realidades que existen en la comunidad y que colocan a los beneficiarios en riesgo por lo que la fundación hace énfasis en el desarrollo de las habilidades sociales a través de talleres complementarios, como técnicas de resolución de conflictos, que se dictan durante la semana. Así creamos el equilibrio entre las habilidades socio-emocionales y las técnicas musicales. La música constituye un puente para tener presencia y trabajar otros elementos”, explica Víctor Vivas, licenciado en Desarrollo Humano y jefe de servicios de la Fundación Bel.

A través de estas líneas de orientación, el programa se planteó dejar sembrado en sus participantes valores que perduren y les ayuden en sus proyectos de vida.

Nuevos proyectos, nuevas ‘METHAS’

Fundación Bel Programa de Educación Musical El Informador 3
La música es la excusa para trabajar de manera integral con los participantes del programa. Foto: Cortesía Fundación Bel

‘METHAS’ (Música, Educación, Talento y Habilidades Sociales) es el nuevo proyecto de este programa, que inicia durante la primera semana de noviembre.

Los objetivos de este proyecto complementario, en el cual se establecieron alianzas con la Universidad Yacambú para su ejecución, apuntan hacia la promoción del desarrollo de la autoconciencia, la autonomía y las habilidades sociales en los niños, niñas y adolescentes que participan en la formación musical, a través de actividades lúdicas que los empoderen para desenvolverse en sus entornos sociales, destaca Vivas.

El especialista agrega que también se establecen como propósito estimular la importancia de construir un proyecto de vida personal que abarque la dimensión familiar, educativa y vocacional mediante actividades reflexivas que potencien sus capacidades para la toma de decisiones; y, contribuir con la integración y el bienestar emocional de las familias del programa mediante la participación de los padres o representantes en las formaciones del proyecto, por lo que se convierten en co-responsables de las tareas que se les asignan a los participantes.

Por lo tanto, ‘METHAS’ es un proyecto que busca la integración familiar de los 58 beneficiarios del programa para trabajar de manera integral su bienestar. “La música es la excusa para transformar las vidas de los niños, niñas y adolescentes que integran el programa”, expone Vivas.

Tejer redes y establecer alianzas

Gaby Anzola, presidenta de la Fundación Bel, destaca que es necesario el apoyo de diferentes organizaciones para fortalecer el programa, en especial, la dotación de instrumentos musicales para la incorporación de más participantes. En este sentido, llama a empresas u entes relacionados para unan y sumen fuerzas.

Recientes

Aprehendidos dos hombres y una mujer que se dedicaban al robo en dos parroquias de Barquisimeto

Enmanuel De Sousa

Solicitan al MP prohibir salida del país de parlamentarios del 2015

Alberto Diaz

España está quedándose sin vacunas para COVID-19

Alberto Diaz

Comentarios