Vida

¿Cómo puedo saber si estoy sufriendo apego emocional?

¿Cómo puedo saber si estoy sufriendo apego emocional?

El apego emocional es una situación muy frecuente en cualquier tipo de relación, y puede generarse en el plano romántico, de amistad o familiar.

El apego se puede sentir no solo por las personas, sino también por las cosas. De hecho, puedes sentir apego por tu casa, tu ciudad, por tu trabajo, tu ropa, entre otros. Es una emoción que puede impedirte continuar para adelante y hacer que te quedes estancado en tu zona de confort.

Lo primero es saber si realmente estamos sufriendo apego emocional. No todo tiene que ser apego y dependencia, así que vamos a intentar identificarlo.

Nos debe hacer sospechar que sufrimos apego emocional cuando no podemos parar de pensar en la otra persona. Aunque estemos en el trabajo o con los amigos, nos resulta difícil disfrutar y concentrarnos, pues el otro ocupa todos nuestros pensamientos. Esto no es sano ni positivo.

Otro aspecto que nos debería alertar es si siempre estamos pendientes de recibir la llamada o mensaje de la otra persona. Es como si la atención estuviese en ella y nos distrajese de lo demás. Esto no es nada positivo, sobre todo porque hay otras cosas que también requieren de nuestra plenitud.

Finalmente, si solo nos sentimos felices cuando estamos o tenemos noticias de la otra persona. ¡Esto es grave! Nuestra felicidad debe nacer del interior y no depender de alguien más. Esto alerta sobre un problema de autoestima.

Síntomas del apego emocional

Para ilustrar mejor e identificar el apego emocional vamos a poner algunos ejemplos de los síntomas que nos pueden alertar. Por ejemplo, si sentimos mucha ansiedad al constatar que la otra persona no nos contesta al cabo de media hora. Vemos el móvil de manera compulsiva y eso es un signo claro.

También es un síntoma de apego emocional que seamos incapaces de hacer cosas y sentirnos bien sin que esté el otro. En el caso de que no sepamos disfrutar si no está la otra persona, esta es una clara alerta de que hay un problema que hay que resolver cuanto antes.

Otros síntomas pueden ser los siguientes:

  • Necesitamos agradar y satisfacer al otro para sentirnos bien.
  • No vemos los defectos de la otra persona, sino solo lo que nos gusta.
  • Tenemos miedo a que nos rechace o nos abandone.
  • Debido a esto, actuamos posesivamente y sentimos celos.
  • La frase “sin ti no soy nada” define nuestra relación./SYGA

Con información de Mejor con Salud

Recientes

Languidez en tiempos de pandemia: la emoción dominante de 2021

Eliagnis Mora

Exposición de niños a contaminación ambiental pudiera afectar su salud mental

Aura Rosa Castillo

Beneficios de practicar jumping fitness

Sharon Guedez

Comentarios

Abrir chat
Comunícate con nosotros
Comunícate con nosotros