Vida

Despertarse frecuentemente para ir al baño puede ser un grave problema

Sentir necesidad de orinar durante la noche no es extraño. Sin embargo, cuando ocurre con frecuencia y es preciso levantarse más de dos veces para ir al baño, se convierte en un problema denominado nocturia.

Como explica Carlos Hernández, jefe del Servicio de Urología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid: “Levantarse entre tres y seis veces cada noche para orinar ocasiona muchos problemas”. Los más comunes son pérdida de la calidad del sueño, sensación de cansancio al despertar e, incluso, debilitamiento del sistema inmunitario.

“La  nocturia es un síntoma que provoca un considerable descenso de la calidad del sueño de las personas que lo padecen. Una de las causas de la nocturia es la hiperplasia de próstata. Esta afección, que habitualmente es benigna, consiste en un aumento del tamaño de la próstata que obstruye parcialmente la uretra, lo que impide el vaciado de la vejiga”, afirma el experto.

Cuando alguien con este problema orina, sólo micciona una proporción del líquido acumulado. Este vaciado insuficiente provoca que después de poco tiempo la vejiga esté llena de nuevo, lo que obliga al enfermo a evacuar otra vez.

Cualquier persona puede padecer nocturia, pero es más común entre las mayores de 50 años. Esta hiperplasia benigna de próstata que provoca la nocturia afecta en mayor o menor grado a la mayoría de los hombres a lo largo de su vida.

Entre el 80 y el 95 por ciento de los hombres mayores de 80 años la padecen. Se considera que el estímulo de los andrógenos es el que hace que el tejido prostático prolifere y, por lo tanto, crezca el tamaño de la próstata.

La próstata empieza a aumentar de tamaño hacia la cuarta década de la vida y con el paso del tiempo este aumento de tamaño y la proliferación del tejido se aceleran. El equilibrio entre los niveles de estrógenos y testosterona también parecen influir en el desarrollo de la hiperplasia benigna de próstata.

“Los pacientes con nocturia acuden antes al urólogo que los enfermos con hiperplasia benigna de próstata que no padecen la disfunción. Este hecho muestra lo molesto que puede ser el síntoma para los enfermos”, explica el especialista.

De hecho, también se midió cómo afectaba la nocturia a la calidad de vida, comprobándose un descenso notable. Posibles consecuencias de esta nocturia pueden ser las repercusiones en el sueño o la depresión. / E.M

Con información de Cuidate Plus
Foto: @pixabay

Recientes

¡Insólito! Universidad de Colorado crea un anillo que usa el cuerpo como batería

Redacción web

Bird dog: Fortalece gran parte de tu cuerpo con solo realizar un ejercicio

Sharon Guedez

Investigadores analizaron 1.200 muestras de pacientes para descubrir nueva variante de coronavirus en NY

Sharon Guedez

Comentarios