Vida

Posibles beneficios de consumir ajo y miel en ayunas

Posibles beneficios de consumir ajo y miel en ayunas

El ajo es uno de los ingredientes naturales más utilizados en la gastronomía mundial, sin embargo, más allá de ser un gran aliado en la cocina, se ha considerado como un remedio para aliviar diversas dolencias.

El ajo podría ayudar a curar infecciones debido a su potente olor y sabor, y si se combina con miel sería más beneficioso. Según creencias populares, al consumirlo a diario y en ayunas junto con miel de abejas, se potenciarían sus efectos y se aprovecharían mejor sus nutrientes.

Mejoraría la circulación sanguínea

Los compuestos azufrados del ajo, junto con los nutrientes de la miel, serían beneficiosos para el sistema circulatorio. Según algunas hipótesis, ambos ejercerían un efecto anticoagulante y tonificante de las venas que evitaría la formación de trastornos como la trombosis y las venas varices.

Sería necesario profundizar en el tema para determinar si realmente el consumo diario de ajo y la miel podría ser beneficioso para las personas.

Regularía la presión arterial

La presión arterial alta es una enfermedad que pone en riesgo la salud cardiovascular en general. Para controlarla de forma natural, según creencias populares, se puede consumir ajo y miel en ayunas todos los días, como parte de una dieta equilibrada, antes de realizar ejercicio.

Regularía los niveles de colesterol

Se recomienda comer ajo fresco, recién machacado para regular los niveles de colesterol en la sangre. La responsable de este beneficio sería la alicina, la sustancia que liberan los ajos crudos al ser triturados.

Por otra parte, se dice que este mismo remedio sería eficaz para mantener a raya los triglicéridos. Sin embargo, no existe evidencia de que la alicina contribuya –en seres humanos– con el control del colesterol o los triglicéridos.

Reduciría la inflamación

Las abuelas solían decir que tanto el consumo de ajo como de miel podría disminuir la inflamación y calmaría en caso de sufrir de artritis, la retención de líquidos y trastornos musculares. Y aunque no existe evidencia científica que respalde tales ideas, lo cierto es que hay personas que deciden consumir esta mezcla como parte de su dieta, con el objetivo de sentirse mejor.

Combatiría la tos

Cuando la tos es de origen bacteriano o viral, se cree que no hay nada mejor que preparar y tomar un sencillo jarabe de miel de abejas con ajo fresco, recién triturado. Este preparado calmaría la sensación de irritación que produce en la garganta y tendría un efecto expectorante que estimularía la eliminación de flemas.

Para que pueda haber una mejoría es necesario tener en cuenta la importancia de comer sano, hidratarse correctamente y mantener otros buenos hábitos antes, durante y después del proceso de recuperación.

Ayudaría a aliviar los síntomas de la gripe y el resfriado

Otra idea muy común en el ámbito popular es que todos los síntomas de la gripe y el resfriado se podrían controlar, de forma temporal, mediante el consumo de ajo y miel por las mañanas. Por ello, muchas abuelas preparan este remedio durante la temporada de invierno./SYGA

Con información de Mejor con Salud
Foto: Getty Images

Recientes

Polvo de las arenas del Sahara puede provocar lesiones oculares, según especialistas

Daniel Sosa

disminuye la cicatrices con tres cremas caseras a base de aceite de coco

Sharon Guedez

Aprende a realizar una crema con vitamina E y olvídate de las estrías

Sharon Guedez

Comentarios