Vida

Una manera incorrecta de lavarse los dientes afecta el pulmón y hasta el cerebro

El aseo personal no solo tiene que ver con una buena imagen, sino especialmente con la salud. Uno de los temas más delicados de la higiene es el lavado de los dientes. Expertos han determinado que los inconvenientes por no lavarlos van más allá del mal olor en la boca.

Esto es lo que puede pasar

No solo es el mal aliento por la placa dental, que producen las bacterias. Con el cepillado se retiran los restos de comida y la capa de bacterias que se forma sobre ellos. Si no nos lavamos correctamente y repetidamente los dientes, las bacterias encuentran condiciones para reproducirse.

También podría formarse sarro, que es la placa que se endurece al combinarse con algunos minerales, por lo que no sale con el cepillado y es necesario acudir a un odontólogo

El sarro puede atacar el esmalte de los dientes y puede causar caries. Esto contribuye a que se puedan perder las piezas dentales.

Las bacterias alojadas en los dientes podrían causar graves perjuicios si toman otros caminos. Por ejemplo, existen neumonías ligadas a la mala higiene dental, porque dichas bacterias pueden llegar a los pulmones e incluso hasta el cerebro.

En general, cada persona tiene entre 100 y 200 especies de bacterias orales de las 700 especies orales identificadas. Estas bacterias viven en los dientes, la lengua, las encías y otras superficies orales.

Por falta de una higiene oral adecuada, la placa dental se acumula. Entonces nuestro cuerpo reacciona con la inflamación de las encías, que incluye un aumento de componentes antibacterianos y células inmunes para reducir el número de bacterias.

Si no tratamos dicha inflamación, las bacterias más resistentes a la respuesta inflamatoria pueden aumentar en número, mientras que las sensibles mueren. Además, debido a la inflamación, llegan más proteínas de un suero gingival parecido a la sangre, que sale del surco gingival.

Estas se convierten en alimento para algunas bacterias, estimulan su acumulación y crean, de ese modo, un círculo vicioso. Si no se trata la inflamación inicial, que llamamos gingivitis y generalmente es reversible, se puede desarrollar una inflamación crónica y destructiva: la periodontitis.

La periodontitis causa la pérdida de tejido humano y la formación de bolsas periodontales llenas de bacterias alrededor de los dientes.

Otras enfermedades

Existen evidencias de que la periodontitis puede contribuir al desarrollo de diferentes complicaciones y enfermedades sistémicas.

Tener periodontitis aumenta el riesgo de, por ejemplo, artritis reumatoide, aterosclerosis, hipertensión, alzhéimer, diabetes y complicaciones del parto.

Con información de BBC
Foto: @pixabay

Recientes

Curiosidades que te dejarán con la boca abierta sobre los alimentos

Redacción web

Algunos alimentos que te ayudaran a conciliar el sueño

Redacción web

¡Primero tú! aprende a decir “no” sin sentirte culpable

Redacción web

Comentarios